«Las cocinas de lujo son más contemporáneas»

Las cocinas de lujo han desbancado el coche como símbolo de estatus. En la siguiente entrevista, el profesor de diseño muniqués, Kilian Stauss, nos explica por qué éstas casan mejor con los nuevos valores de la sociedad.

eggersmann: Para usted, ¿qué es lo que define en la actualidad una cocina de lujo?

Kilian Stauss: El lujo ha pasado de ser considerado un concepto con un cariz fuertemente negativo – como despilfarro o libertinaje – a tener en la actualidad connotaciones positivas como símbolo de lo extraordinario. Es algo que encaja bien con las necesidades actuales de la gente que busca la autorrealización y la autooptimización. En la cocina han encontrado un lugar que les permite satisfacer estas necesidades de un modo muy especial, de un modo tanto estético como práctico, a través de la comida y la bebida. Por fortuna, estos placeres de los sentidos ya no son objeto de los prejuicios, sino que se reconocen como parte de una vida realizada. Para mí, una cocina de lujo es una cocina que hace posible todo esto de forma óptima.

Algo extraordinario en lo que poder materializarse: las cocinas satisfacen especialmente bien esta concepción actual del lujo.

¿Una cocina cara significa automáticamente una cocina de lujo?

No, deben considerarse también otros aspectos. El valor puramente material es solo uno de ellos, aunque es cierto que la cocina prácticamente ha desbancado el coche como símbolo de estatus. Las cocinas de lujo se tratan en la actualidad como las inversiones en automóviles de lujo. Pero lo que yo hago con la cocina tiene una dimensión emocional muy distinta. Si tenemos en cuenta la forma en la que la gente percibe el mundo, es decir, a través de sus manos y sentidos, la cocina conecta con nosotros de un modo muy intenso.

«PUEDO CREAR ALGO QUE REALMENTE SEA ÚNICO»

Perfección técnica y proyectual: los armarios de puerta corrediza ocultan las zonas funcionales de la cocina y garantizan una estética homogénea.

¿Por qué se ha convertido esto en algo más importante para las personas?

Los valores de la sociedad han cambiado, se valoran más la ecología, la salud, la colectividad y el fitness. Una cocina extraordinaria se identifica mucho más con estos valores. Un coche de lujo es una proeza técnica, pero no podemos compartirlo y, por otro lado, resulta perjudicial para el medioambiente. Por contra, las cocinas son una fuente de salud y un punto de encuentro de la colectividad. Además, a menudo son también una auténtica proeza técnica. Por otro lado, son muy respetuosas con los recursos naturales, porque su calidad de diseño y artesanía hacen que sean muy duraderas.Por ello, las cocinas de lujo encajan mucho mejor en el perfil de los valores actuales y son un símbolo de estatus mucho más refinado.

Y se han convertido en un objeto a través del cual el individuo puede expresarse.

Es cierto que a la gente le gusta definirse a través de su cocina. La cuestión es: ¿la cocina es realmente la expresión de un individuo, o no es acaso más bien la expresión de toda una familia o una unidad familiar? Y es que, a diferencia del coche, que a menudo refleja un gran ego, la cocina se ha convertido en un lugar del «nosotros». Si en los años 80 era un espacio apartado y reservado para el ama de casa, en la actualidad es el centro de arquitecturas abiertas y un lugar al que todos pertenecen. Por ello, la cocina debe contemplarse en el contexto de la arquitectura interior en su conjunto, como un lugar en el que todos se expresan.

Cocinas con carisma en el centro de las arquitecturas modernas: esto muestran también las imágenes de las casas y los apartamentos de nuestros clientes. Descubra más en «Lookbook».

Las cocinas extraordinarias ofrecen un sinfín de posibilidades de diseño y expresión.

Esto es cierto. Si contemplamos los parámetros que debo tener en cuenta a la hora de comprar un sofá, son pocos a diferencia de los de una cocina. En una cocina hay muchos más detalles y componentes. Yo puedo diseñar algo que realmente será único, sobre todo en lo relativo a los materiales de las superficies. Una superficie de piedra natural con un corte realmente extraordinario puede considerarse una placa exclusivamente MÍA, que nadie más tiene. Por supuesto, es una cuestión de dinero: cuanto más esté dispuesto a invertir, tanto mayor será la posibilidad de conseguir algo tan exclusivo e irrepetible. También esto forma parte de una cocina de lujo. Pero en general, el cliente se identifica mucho con la cocina. Su implicación comienza paso a paso con una planificación intensiva, necesaria de cara a los diferentes diseños y preferencias personales. En una empresa premium como eggersmann, el resultado siempre es muy personal.

«BENEFICIARSE DE MUCHAS FUNCIONES, PERO RECREANDO LA VISTA»

Pero si observamos los productos finales, su aspecto es discreto y comedido a pesar de todo. ¿A qué se debe?

Esto se debe a que, en la actualidad, las cocinas premium se integran en primer lugar en la arquitectura interior, y su funcionalidad pasa a un segundo plano. Cuando contemplo los grandes y solitarios módulos de cocina, tengo la sensación de que se trata más bien de la expresión de una construcción arquitectónica. Las unidades funcionales están perfectamente integradas y, cuando no se usan, a menudo permanecen ocultas detrás de elementos frontales corredizos.

¿Puede compararse esto con el minimalismo de los modernos aparatos digitales, que esconden auténticas maravillas multifuncionales?

Comparto esta analogía. En la actualidad vivimos en un mundo mucho más complejo que antes, y también poseemos muchos más objetos que hace 20 o 30 años. Al mismo tiempo, afirmamos ser minimalistas (ríe). Para una cocina esto supone todo un reto, ya que deben integrarse numerosas funciones en un diseño general homogéneo. Es así como surgió el icónico monolito negro. El cliente desea poder disfrutar de todas estas funciones, pero al mismo tiempo desea transparencia y tranquilidad visual. Este principio estético de «Simplify your life» es asimismo un aspecto central de las cocinas de lujo modernas.

Tras los elegantes frontales de trama de vidrio de los armarios TURN se esconden infinitas posibilidades. eggersmann WORK'S ofrece funcionalidad profesional en un diseño perfecto.

La experiencia nos dice que existe otro aspecto adicional: que la cocina tiene una historia que contar.

Es cierto, a la gente le gusta mucho hablar de sus cocinas, ya que los valores que encierra a menudo no se perciben a primera vista. Si deseo comunicar los motivos que me animaron a elegir determinados materiales, funcionalidades y detalles, tengo que hablar de ello. En general, podemos decir que un símbolo de estatus es una forma de comunicación: Mira, tengo algo muy especial. Y siempre se transmite un significado: ¿De dónde procede esta cocina? ¿Cuál es la filosofía del fabricante? Esto es algo que solo puede transmitirse hablando de ello. Si bien para mí el diseño en sí es un tipo de idioma que hace que los objetos se comuniquen con las personas.

«ESTAS COCINAS MANIFIESTAN UN GRAN ENTUSIASMO POR LA ARQUITECTURA MODERNA»

Cuando usted contempla una cocina de eggersmann, ¿qué es lo que estas le cuentan?

Las cocinas expresan una gran admiración por la arquitectura. Si uno tiene afinidad por la arquitectura moderna, a buen seguro le llamarán la atención las cocinas de eggersmann. Y es que las cocinas de eggersmann me transmiten la idea de que no son meros objetos aislados, sino que forman parte esencial del conjunto arquitectónico global de la vivienda.

Lookbook de eggersmann, Seaside Resort: cocina y arquitectura de igual a igual.

Estas cocinas, en el centro de arquitecturas modernas, se describen a menudo con la metáfora de la hoguera. ¿Comparte usted este punto de vista?

Ciertamente. En los 80, la televisión representaba la hoguera en torno a la cual todos se reunían. Desde entonces, la forma en que usamos los medios ha cambiado notablemente: cada uno tiene su propio dispositivo. Es por ello que la cocina ha acabado asumiendo esta función social. Se trata de un lugar ideal en el que incluso los individualistas, que no pueden separarse del móvil o la tableta, se reúnen en colectividad. Además, la rutina social diaria ha cambiado drásticamente. Antes, el ama de casa preparaba el almuerzo para los niños en su cocina separada; ahora, cada uno llega a casa a lo largo de la tarde o la noche. A menudo están hambrientos e irrumpen en la cocina, convertida en el nuevo punto de encuentro. Al menos esta era la situación antes de la COVID-19.

«EN LA COCINA, TAMBIÉN LOS INDIVIDUALISTAS PUEDEN REUNIRSE EN COMUNIDAD»

En la actualidad, mucha gente trabaja desde casa. ¿Tiene alguna información acerca de si la gente también usa el portátil en la cocina?

Aquellos que dispongan de una cocina moderna y abierta con mucho espacio en esta situación, en la que la familia pasa mucho tiempo en casa, pueden sentirse realmente afortunados. Pero ahora solo puedo especular en cuanto al papel que la cocina desempeña en el llamado homeoffice. Aún no conozco ningún estudio actual al respecto, pero imagino que se improvisará lo mejor posible. Antes, homeoffice significaba que uno de los adultos trabajaba desde casa de vez en cuando. En la actualidad, en muchas casas, cuatro o más personas practican simultáneamente el homeoffice e incluso el homeschooling. Cada uno pelea por su espacio, y la cocina es también a buen seguro una opción. Por lo pronto, es un lugar de disfrute que siempre atrae.

Las islas de cocina con una encimera deslizante MOTION invitan a quedarse, por ejemplo, con un libro o también con el portátil abierto en el home office.

Cuando hablamos de cocinas de lujo, los alemanes miran en primer lugar a través de las gafas occidentales. ¿Qué información tiene acerca del punto de vista de otras culturas?

Existen enormes diferencias. En determinados mercados de Asia, por ejemplo, muchos de los diseños y materiales que el cliente alemán considera de alta calidad se perciben de un modo muy distinto. Debido a la larga tradición cultural, las preferencias en cuanto a determinados metales y superficies son completamente diferentes. En mi opinión, durante demasiado tiempo se ha tenido la creencia de que el diseño de cocinas alemán se podía aplicar simplemente a otros mercados. Sin embargo, eggersmann es una empresa que sabe atender muy bien las preferencias de otros países y culturas en el ámbito de las cocinas de lujo.

El profesor Dr. Kilian Stauss imparte la asignatura de diseño de mobiliario en la Facultad de Diseño de Interiores de la Universidad Técnica de Rosenheim. También dirige la agencia muniquesa de diseño ‘processform’.

LA OTRA DIMENSIÓN DE LA COCINA

Estamos dispuestos a recorrer nuevos caminos para satisfacer los deseos individuales de nuestros clientes. Por eso, hay mucho que mostrar y contar.